miércoles, 28 de febrero de 2007


Serás amado , el día que puedas mostrar tu debilidad, sin que el otro la utilice para afirmar su fuerza.
Hay una renuncia del si mismo que dignifica, hay momentos en que el "yo" sobra y es cuando tú me necesitas.
De eso se trata de cuidarte, que nunca me sea indiferente tu sufrimiento, de amar desinteresadamente.
Tres afectos enredados en un "yo" que intenta abordar a otro"yo": te amo, me alegro que existas, tu dolor me duele.

2 comentarios:

Princesa Herida dijo...

Esa experiencia la he tenido yo, me refiero a que no se si fui amada al mostrar mi debilidad o si al sentirme profundamente amada dejé ver mi debilidad, el caso es que siempre relaciono la debilidad y la ternura con el amor.
Un abrazo

Sueños dijo...

Y yo creo que tú eso sabes hacerlo muy bien, que sabes amar de verdad porque haces que sea fácil mostrar y compartir la debilidad, que sabes renunciar a ti misma cuando el otro te necesita, cuando necesita tu escucha, cuando te necesita cerca, que saves cuidar de la gente que quieres y no eres indiferente al sufrimiento de nadie.

Y sí yo he experimentado eso y doy muchas gracias por sentirme amada desinteresadamente, de verdad, por mostrarme como soy, débil y frágil, sin miedo a que me hieran. Eso es un regalo.

Y sabes qué... que me gustan esas tres palabras de tus labios, me gustan mucho... "te amo", "me alegro que existas", "tu dolor me duele". Me gusta pensar que de algún modo puedo aplicármelas y que tú puedes aplicártelas también: Te quiero, me alegro de que existas, Runitas y tu dolor me dueles.
Besos llenos de sueños, amiga.