miércoles, 4 de abril de 2007



¿Te has sentido alguna vez tan involucrado en una actividad , que has perdido la nocion del tiempo,y por un momento has olvidado todos tus problemas y preocupaciones,entregandote en cuerpo y alma a lo que estabas haciendo,disfrutando plenamente de ello?.
Pues algo así me sucede cuando cojo mi lienzo y mis pinceles, me siento como si fluyera. Es algo que he descubierto no hace mucho. No tengo ninguna tecnica, ni nadie me ha dicho como mezclar los colores, pero durante el tiempo que dedico a pintar , en mi mente no hay nada más, solo colores y formas que van guiando mi mano. Y al final cuando veo mi obra terminada siento la misma satisfaccion de un atleta cuando llega a la meta.
Creo que los mejores momentos de nuestra vida suelen ocurrir cuando nuestro cuerpo o nuestra mente han alcanzado el limite de su esfuerzo voluntario , para conseguir algo valioso.
Cuando hemos luchado por alcanzar una meta, cuando hemos dado todo de nuestra parte para lograr un objetivo, es entonces cuando nos sentimos realmente felices y realizados.

4 comentarios:

airen dijo...

Ahí tienes una prueba más de que puedes hacer lo ke te propongas; siempre lo has demostrado y hoy lo sigues haciendo. eres un ejemplo a seguir. gracias por decorar mis rincones.

GUINEVERE dijo...

¿Y esos cuadros los has pintado tú?

Sueños dijo...

... cuando vemos que somos capaces de realizar todo aquello que nos propongamos... y sabes qué... que tú eres capaz de eso y de más, de mucho más.
A mi me pasa algo parecido con la pintura, cuando pinto parece que todo desapareciese y que solo existiera en mi caso, las hojas, los colores, lo que observo y yo. Es como si me hiciese una con eso. Una sensación maravillosa.
Besitos de colores.

GINEBRA dijo...

No hay respuesta...