miércoles, 4 de abril de 2012



Dedicado a las personas que formaron parte de mi vida .


Somos la vida ilimitada. Jamas nacimos y jamas moriremos
Desde antes del origen de los tiempos hemos sido libres
El nacimiento y la muerte no son mas que puertas que atravesamos, umbrales sagrados de nuestro viaje
El nacimiento y la muerte son algunas de las formas que asume este juego del escondite.
Sonríe, toma mi mano y despidamonos
Digámonos adios para volver luego a encontrarnos
Nos encontramos hoy
Nos encontraremos mañana
Nos encontraremos en la Fuente a cada instante
Nos encontraremos en todas las formas de vida.

(Sutra Budista)

10 comentarios:

Juglar dijo...

Me parece grandioso, un regalo del Universo, saber que volveremos a encontrarnos una y otra vez... y una gran responsabilidad también.
Preciosa entrada.

mj dijo...

Precioso este Sutra. Confirma que todos somos uno. Todo sale de mi y todo vuelve a mi...
Un abrazo muy grande Runas, me alegra venir por aquí amiga.

Marisa dijo...

Las puertas de la vida y de la muerte
siempre tan unidas.

Un gran abrazo

Y Otros Paisajes.. dijo...

Bella entrada..

Hada Saltarina dijo...

Más que un adios sería un hasta luego, o quién sabe, como parezco entender de lo que le transmiten a Júlia Cervera y ella trancribe en su libro "Unas horas de luz", seguimos todos en mundos paralelos.

Besos

Antevasin dijo...

Impresionante! Me hizo pensar. Gracias

Mª Jesús Verdú Sacases dijo...

Sí, la vida es un precioso rompecabezas de encuentros y separaciones

Mª Jesús Verdú Sacases dijo...

Pues sí, todo es cíclico y eterno

Alejandro Kreiner dijo...

Espero que el sutra budista tenga razón y nos sigamos reencontrando.

Saludos.

Adriana Alba dijo...

Me encantó visitar tu espacio.
Cariños.
Bellísimo Sutra.