sábado, 19 de febrero de 2011


En el libro de Gabrielle Roth "Mapas para el extasis" hay una parte donde habla de la compasion y lo hace de una forma que me ha encantado.

" La compasión entraña reconocer las emociones que actuan en otra persona y reaccionar adecuadamente. La compasión es un camaleón, puede llevar la cara del miedo, de la rabia, de la tristeza, de la alegria incluso de indiferencia. Hay que conducir a la persona a la verdadera libertad, no cogerles de la mano y decirles que todo va a ir bien. Hay que hacer lo que sea preciso para que pase a la siguiente fase. La compasion consiste en darle a la persona lo que necesita, que no siempre es lo que desea. Porque si alguien esta triste, no hay que convencerle de que deje de estarlo, es mejor tocar el fondo de esa tristeza, comprender y decirle que hay que pasar por ella( no por un lado, ni por encima) y quiza llorar con esa persona.
Podria decirse que la compasión es la ausencia de emoción de la que emana toda emoción, tal como la quietud dinámica es la fuente de todo movimiento.
Solo cuando comenzamos a ser un instrumento emocional bien afinado, podemos interpretar la melodia y la letra de los sentimientos de otra persona.

11 comentarios:

Alas dijo...

Ahí está la verdadera diferencia entre el paternalismo y la verdadera compasión. Excelente reflexión.
Besos.

Hada Saltarina dijo...

Mi querida Runas,

Gracias por tu bienvenida porque sé que es sincera. Con respecto a este texto es sencillamente magnífico. Me gusta mucho su reflexión sobre una compasión que no implica quietismo sino acción, tan bien expresada en la frase que expones: "Hay que hacer lo que sea preciso para que pase a la siguiente fase".

Muy lúcido el texto, sin duda alguna.

Muchos besos

Salva dijo...

Bella manera de exponer el significado de la compasión.
Muy buena reflexión.
Gracias amiga por comentar en mi blogs.
Un abrazo.

narbona dijo...

Mea culpa no visitar los amigos independientemente de que yo escriba o no.
Un beso. Gracias por echarme de menitos.

Blog A dijo...

La compasión mal entendida puede ser perjudicia.
Me gusta esta deficición.
un beso

JAVIER AKERMAN dijo...

¡Afinemos los instrumentos de la compasión!
Un fuerte abrazo.

Gata dijo...

Y la poca compasión que tenemos a veces con nosotros mismos, q nos da como grima y en verdad sería el origen de la exógena....
Te dejo un abrazo linda
Besos

Alejandro Kreiner dijo...

Ayudar a los demás es gratificante, aunque no siempre conseguimos que otras personas dejen de sufrir.

Saludos.

Mª Jesús Verdú Sacases dijo...

Me parece una forma excelente para abordar la compasión. Tomo nota y gracias por compartirlo

Mª Jesús Verdú Sacases dijo...

Ahora estoy escribiendo sobre este tema...

merce dijo...

Me encanta esta palabra y el silencio bello que guarda en su regazo.

Que bueno Runa...!!!


Un abrazo grande dulce amiga.