domingo, 5 de diciembre de 2010


"Según pienses así seras" . Paramhansa Yogananda hace una descripcion de esta concordancia de una gran belleza, dice así:

Podras percibir los gozosos rayos del alma si interiorizas tu atención. Estas percepciones son posibles si preparas tu mente para gozar del hermoso escenario de los pensamientos en el reino invisible e intangible que hay dentro de tí. No busques la felicidad solo en las ropas bonitas, las casas limpias, las cenas deliciosas, los cojines blandos y los lujos. Estas cosas encarcelarán tu felicidad detras de las rejas de lo externo, de lo superficial. Antes bien, en el avión de tu imaginación, deslizate por encina del ilimitado imperio de los pensamientos. Allí, contempla las sierras de las aspiraciones espirituales, sin fisuras y majestuosas, para mejora de ti mismo y de los demas.

Más o menos viene a decirnos que miremos en nuestro interior y escuchemos y así nuestro yo fisico verá y oirá cuales son sus prioridades.

15 comentarios:

Hada Saltarina dijo...

Gracias por traer a Yogananda a nuestras casas. Me gusta por su sinceridad ante todo. Tiene razón, modelar nuestro interior nos hará exteriorizar adecuadamente.

Besos

merce dijo...

Si, sin duda el texto y la imagen lo dicen todo, ahí dentro se halla el eden...nuestro querido refugio, nuestro bello templo. Solo hace falta permitir esto...de corazón para que se dé, poco a poco. Un buen dia se descubre que todas esas semillitas senbradas con esmero, alegria y a veces dolor, se convierten en las flores de la felicidad que ya habitaban dentro desde el principio de los tiempos y comienzan a florecer ...y cada vez se van haciendo más hermosas.

Runa corazón, siempre te digo que eliges textos muy sabios e inspiradores. Gracias y un abrazo grande.

HOMERO dijo...

El equilibrio perfecto entre cuerpo y espíritu. Aceptarnos como somos y esforzarnos por ser mejor pareciera ser un paradigma fundamental.Bss mi amiga. H.

Alejandro Kreiner dijo...

Muy instructivo, a veces, nos olvidamos que no solo tenemos un cuerpo... lo espiritual también está dentro de nosotros.

Saludos.

Blog A dijo...

Supongo que todos tenemos la teoría y muchos intentamos llevarla a cabo, otro no lo consiguen. Muy bueno.
Besos linda

narbona dijo...

Muy interesante esta entrada. Y, confieso que llevo meditando un buen rato sobre el contenido. ¡Dá para tanto...!! Y al final es también una cuestión de prioridades. De escala de valores. A estas alturas del camino, nada me importa más que el abrigo que da un abrazo amigo,la pasión por la vida que encierra un beso enamorado, o la intensidad de vida que surge ante una mirada de complicidad, admiración, o mutuo reconocimiento, el lujo de compartir mesa o un simple café hablando sin ningún tipo de prisas, patear lugares donde nunca estuve antes... en fín, naderias...

Ah, se me olvidaba: Gracias por tu comentario "furtivo". Un beso.

Sauze dijo...

es en nuestro interior donde se colapsan nuestros pensamientos y nuestras actitudes ante la vida... mirando en nosotros podemos apreciar nuestra realidad... qué mejor que entendernos primero a nosotros para entender al resto...
aunque cuesta, debemos practicarlo.

gracias por tus sabidurías...

besos,

Marisa dijo...

Un bello texto,
cuando se busca fuera no se
halla lo que con tanto anhelo
se desea, porque el lugar está
dentro de nosotros, sólo
hace falta cultivar ese bello
jardín, para encontrarlo.

Gracias por hacernos
recordar tan constructivo
pensamiento.

Recibe mi abrazo.

María Jesús Verdú dijo...

Visitar tu blog es una bendición. Destila espiritualidad y sabiduría

Hada Saltarina dijo...

Vuelvo por aquí, en esta ocasión para enviarte todo mi cariño en estas Fiestas Navideñas

Besos

Ricardo Miñana dijo...

Al llegar estas fechas tan entrañables, mis mejores deseos de paz y felicidad para ti.

¡¡FELIZ NAVIDAD!!

Un abrazo.

María Jesús Verdú dijo...

Pues sí, la interiorización es la mejor herrramienta.

Pasaba a desearte unas felices fiestas en compañía de los tuyos y un próspero Año Nuevo

narbona dijo...

Buenos días, Runas. Muchas gracias. Yo también te deseo lo mejor.

Un beso.

JAVIER AKERMAN dijo...

Poéticamente bello y trascendente.
Un abrazo y feliz semana.

M. Jesús Verdú Sacases dijo...

Sabias palabras que nos alientan para sobrevolar nuestros pensamientos