domingo, 26 de septiembre de 2010


"Cuando tu miedo toca el dolor de otros se convierte en lastima; cuando tu amor toca el dolor de otros se convierte en compasión" (Stephen Levine)

El Tonglen es una practica budista , significa dar y recibir, que consiste en tomar ,movidos por la compasión , los diversos sufrimientos mentales y fisicos ( miedo, frustración, dolor, ira,culpa,rencor,amargura, duda, furor...) de todos los seres y dar mediante el amor; felicidad, paz mental, curacion, plenitud.
Se realiza por medio de la respiración; al inhalar imagina que inspiras compasivamente todo el dolor y el sufrimiento y al exhalar envias una corriente de afecto, curación ,amor, alegria ,felicidad.

Imagina delante de ti, de la manera mas vívida y angustiosa posible, a un ser amado que esta sufriendo. Intenta imaginar todos el dolor y afliccion de esa persona. Cuando sientas que se te abre el corazon en compasion hacia esa persona, imagina que todo el sufrimiento de esa persona se condensa en una masa de humo negro mugriento y que al inspirar ese humo negro se disuelve en tu corazon y este a su vez destruye todo tu Karma negativo, es el momento de exhalar en forma de luz , alegria , felicidad , bienestar a esa persona y que esta luz destruye todo su Karma negativo.

Esta practica no solo te permite sanar tu propio sufrimento y el dolor del pasado ademas mediante tu compasion ayudas a los demas.

4 comentarios:

Alejandro Kreiner dijo...

Muy buen ejercicio, aunque no es fácil imaginarse realmente el sufrimiento de otras personas... la realidad siempre supera a la imaginación.

Saludos.

merce dijo...

Aaaahhh....!!!Cuanto te agradezco este texto bella Runa.
Es exquisito y maravilloso, sé que dá cierto miedo imaginar, visualizar, todo este sufrimiento, pero estoy convencida que es totalmente sanador.

Es una bendición cuando traspasamos nuestro propio miedo y nos damos en conciencia, se producen auténticas maravillas, y no perdemos nada...ganamos tanto....que es increíble.

No resulta fácil el miedo atrapa fuerte...pero con inmenso amor, poco a poco se diluye y puedes sanarte a través de los otros, la bendita compasión.


Ahí estoy practicando, con mis padres y en mi trabajo en el hosp., y con las personitas que quiero y con todos los seres del universo.


Gracias y besos amiga.

Sauze dijo...

Solo hay que proponerselo y conseguirlo, no solo es ser empático sino algo más que eso.
gracias por tu sabiduría.

un besito.

María Jesús Verdú dijo...

Si me lo permites, añadiré tu inspirador e interesane blog a mi lista de blogs favoritos