miércoles, 7 de noviembre de 2007



Ayer pasó el pasado lentamente, con su vacilación definitva
Sabiendote infeliz y a la deriva
con tus dudas selladas en la frente

Ayer pasó el pasado por el puente
y se llevó tu libertad cautiva
cambiando tu silencio en carne viva
por tus breves alarmas inocentes

Ayer pasó el pasado con su historia
y su deshilachada incertidumbre
con su huella de espanto y de reproche

Fué haciendo del dolor una costumbre
sembrando de fracaso tu memoria
y dejandote a solas con la noche.

(Benedetti)


Y esque las huellas del pasado siempre reaparecen, y nos pillan indefensos y nos atacan. De nada sirve cerrarle la puerta , el pasado tiene una llave maestra y entra y sale cuando quiere.

5 comentarios:

airen dijo...

Hombre...eso está klaro, pero kreo ke siempre podemos intentar ke entre y salga sin joder demasiao. Ya sabes lo ke pienso de todo el tema, shosho.

Alas al viento dijo...

Te entiendo mejor de lo que me gustaría... el pasado vuelve siempre que quiere y entra, sin ni siquiera llamar...

Estoy pensando en mudarme a blogger, lo de myblog es agotador. Ya veré que hago.

Un beso, guapa!

Alas al viento

Bree dijo...

Hola...¿hay alguien aquí?...vengo de visita...¿podrías darme un poquito de azúcar?...

Capricornio dijo...

Lo importante es hacerse de una coraza de aprendizaje. de lo bueno y malo pasado. Eso nos ayudará a enfrentar el pasado si llega de sorpresa nuevamente!

Jake dijo...

creo que nunca entré a tu blog...venge desde la casa de HESSE
y de compartir ese escrito tan bello que ha creado.

me gusta tu blog, las imágenes en especial.