jueves, 9 de abril de 2009


Cada promesa incumplida, cada conversación inacabada, cada momento en soledad compartida
cada gesto, cada mirada esquiva. Fueron las piedras que levataron ese muro de silencios que nos fué separando. Un muro gris, fuerte, triste , imposible de romper.....
Cada uno en nuestro lado , como fantasmas que pasan sin ser vistos.

Muros de silencios, que te ahogan con preguntas sin respuestas y te atormentan con el eco de tu propia voz . Te desesperas , golpeas cada piedra tratando de romperlo pero es imposibles. Entonces te sientas abatida y te das cuenta que el muro solo caerá si el esfuerzo se hace por ambos lados.

14 comentarios:

Marisa dijo...

¡Cómo te entiendo!
¿Pero quién será el que derribe la primera piedra?.
Tendrá que haber mucha generosidad por ambas partes.

Un fuerte abrazo.

mj dijo...

Hoy soy yo la que te lee más de una vez y me detengo en cada uno de esos silencios y ausencias que plasmas con las palabras escritas llenas de tu alma buena y generosa...porque así es como te siento...
Un abrazo
mj

Anónimo dijo...

Muros para escalar, muros para separar (Berlin, Melilla), muros que tirar (los castillos de arena y otros), muros que escuchar (the wall), muros que recorrer al menos una vez (la gran muralla china), muros invisibles (los del alma). En fin, muros que separan, pero tb que existen para luchar contra ellos si queremos. Lo importante es tener la fuerza y el coraje suficiente para estirar el cuello hasta el otro lado y ver siempre más allá de las fronteras de lo nuestro. Un beso grande. Caro

Marta dijo...

Pero cuando el muro ya se ha levantado, es muy difícil volver a tirarlo. La clave es hacerlo cuando ha empezado a construirse.

merce dijo...

El eco de la propia voz...es a veces una tortura.
Reinventarse cada uno de nuevo..si es posible juntos...
Si nó, aprender a aceptar los procesos, de amor, desamor...
Aunque resulte muy dificil...intentar quedarse con lo mas hermoso.

Un abrazo grande.

Elen dijo...

Con que facilidad construimos esos muros (casi de un modo inconsciente)y, ciertamente, que difícil es destruirlos, pero no porque no sepamos, casi siempre es porque finalmente ya no queremos hacerlo. Dejamos que la desidia y el silencio nos vaya invadiendo poco a poco, hasta construir algo que seguramente no nos queden fuerzas para derribar.
Pero todo tiene su parte positiva. Se puede hacer, claro que se puede hacer. Solo es necesario supesar si el esfuerzo nos va a compensar.

Hermoso post (como siempre) lleno de esencia..

Muchos besotes.

Helen Maran dijo...

hola amiga,llego hasta tu casa ya que el blog festeja hoy 20.000 visitas y te invita a que recojas los premios que hoy quiero compartir contigo y todos los bloggeros, un abrazo de luz Helen desde Israel.

Blog A dijo...

Lo muros de construyen sin darnos cuenta y cuando queremos derribarlos ... pufff

Hada Saltarina dijo...

Gran verdad, uno sólo puede hacer su parte; pero el otro tiene que colaborar en su realización. Muchos besos

Pedro dijo...

El muro es personal, cada cual tiene el suyo, y cada cual se tiene que encargar de derrumbar el que le pertenece.
Cuando acabes con el tuyo, podrías echarle un cable al otro para que derribe el suyo, aunque sólo él podrá hacerlo para siempre.

Besos.

Leola dijo...

Una canción que me gusta dice:Y lo tuyo fue más tuyo, y lo mio fue más mio, y lo nuestro de ninguno de los dos.Es...así. A veces pasa. Siento no poder decir nada más.
Un beso.

Capricornio dijo...

Los muros existen por que se van construyendo en la historia de ambas partes...algunos son más fuertes que otros, tienen bases sólidas o no. Lo importante es que sobre ellos se puede escalar, pero con FE y vocación también pueden ser derribados...
Los muros de nuestras vidas son aún más difíciles, pero no por eso indomables. Lindo post"

José Ignacio dijo...

Una barrera es un elemento de separación, un impedimento para el tránsito,un parapeto de protección.
Hay barreras que separan bandos diferentes que se temen, que no desean escucharse,Tambien hay muros para impedir la visión.
Casi siempre son un elemento de protección.
Si se une la fuerza de varios es más fácil destruirlas, pero si lo piensas bien cada uno de nosotros tenemos la llave de la cerradura que destruye el muro.
Solo requiere confianza.
Besos.

Sibyla dijo...

Si las fuerzas se aúnan, para derribar el muro, todo es más fácil. Si ambas partes ponen de su lado, con empeño, seguro que el muro de la incomunicación termina siendo derribado...

Un abrazo grande Runas:)