jueves, 28 de agosto de 2008


En el gran puzzle de mi vida me siguen faltando piezas seguramente las guardé por que no me gustaban ó las perdí , otras por mas que lo intento no consigo que encajen.
El gran puzzle de mi vida, pieza a pieza, lo miro una y otra vez, busacandole sentido , queriendo recordar en que momento de mi vida perdí esas piezas, pero no lo consigo y me culpo por mi descuido, por no pensar en su momento que cada pieza es insustituible, que cada pieza por pequeña que sea es necesaria , que las que no encajan, no se las puede forzar, porque se rompen, si no simplemete darles la vuelta.Ahora mirando esos huecos me doy cuenta que dificilmente podré completar el puzzle de mi vida, tal vez pueda conseguir encajar algunas piezas pero no podré llenar esos vacíos.
.

7 comentarios:

caselo dijo...

Querida Runas, estamos llenos es espacios vacíos; en mi opinión creo que cada uno de esos espacios tiene la forma de nuevos sueños. Un fuerte abrazo,

Carlos Eduardo

semillas dijo...

Hola Runas, feliz de verte por aquí de nuevo.
La vida es un compuesto de retazos, donde cada uno va colocándose justo donde se necesita. En el pasado las piezas, aunque no lo creamos, están donde tienen que estar, bien colocadas. El presente es una sola pieza, la más importante, hay que saber donde colocarla, porque encajar encaja...
Y las del futuro, no lo sabemos, porque no existe.
Pero al final de nuestra existencia todo cuadrará...No te preocupes.
Un abrazo
M.José

Alas al viento dijo...

¿Por qué será que tenemos que tirar las puezas para darnos cuenta de lo necesarias que son siempre? Cualquier pieza, cualquiera, es imprescindible.

Un besote, me alegro de leerte.

HOMERO dijo...

Runas: Afortunadamente la vida no funciona como un rompecabezas; los vacíos que se forman se llenan de alguna manera o se olvidan y dan lugar a nuevos lugares ocupados. Al final de tu vida tienes armado el rompecabezas de tu vida y como dijo semillas; siempre cuadra para bien o para mal. Me alegra tu regreso. Un beso. H.

Pedro dijo...

A veces los vacios son lo más importante, no hay que despreciarlos. Cada uno de ellos también cumplió su misión y nos ayudó a aprender ciertas cosas necesarias para seguir creciendo.

Me alegra volver a leerte, ya se te echaba de menos.
Un beso.

Sibyla dijo...

Los puzzles siempre requieren paciencia y perspicacia, para saber encajar las piezas en los lugares apropiados. Pero si te digo la verdad, nunca se me dio muy bien completar puzzles...siempre alguna pieza se me resistía y tenía que girarla de mil maneras. Tal vez en la vida, también debamos ser flexibles, para poder encajar de la mejor manera en determinadas circunstancias...
Besitos Runas:)

Cariátides dijo...

Precioso. ¿Sabes? A base de muchas pérdidas y roturas llegué a la misma conclusión. Por otro lado me fascina cada vez que consigo encajar piezas nuevas y sobre todo cuando coloco aquellas que me resultaron tremendamente difíciles de averiguar cómo iban.

Muchos besos, lo importante siempre es aprender.