miércoles, 19 de marzo de 2008



Dia tras dia se niega a los niños el derecho de ser niños. El mundo trata a los niños ricos como si fueran dinero, para que se acostumbren a actuar como el dinero actua.
El mundo trata a los niños pobres como si fueran basura, para que se conviertan en basura.
Y a los del medio, a los que no son ni ricos ni pobres, los tienen atados a la pata del televisor, para que desde muy temprano, acepten, como destino, la vida prisionera.
Mucha magia y mucha suerte tienen los niños que consiguen ser niños.

(Galeano)

14 comentarios:

Fenrisar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
M. Jose dijo...

¿Qué será de esos niños cuando crezcan y sean los hombres y mujeres del futuro?
¿Descubrirán que, más allá de toda manipulación humana, hay un algo que le ofrece un amor sin condiciones?
Un beso muy grande, eres geníal
Jose

Liz dijo...

Es curioso que pensemos que nuestros niños serán lo que quieran ser cuando, antes de que se lo propongan, los condicionamos con lo que les rodea.
Quizá por ello, deberíamos ser más adultos, más conscientes, más consecuentes con nuestros actos... quizá si nos lo propusiésemos lograríamos cambiar ciertas cosas.

Hoy descubrí tu blog, pasaré a visitarte.
Un abrazo.

caselo dijo...

Nos regalas las palabras de Eduardo galeano, un hombre con alma de niño; pero al mismo tiempo eres mensajera de la inocencia, los deseos de descubrir nuevos mundos y la paz que habita en tí, en tus imágenes, en tus reflexiones. Eso es ser tambien una niña. Yo te agradezco con el corazón esta presencia mágica y dulce porque siempre que abro los ojos y miro al cielo, me gusta ver cómo cambian las nubes de figua. Y en ese viaje imaginario que me ofrece el universo, muchas veces advierto mi rostro que sonríe mientras sostiene n globo multicolor. Un beso, Carlos Eduardo

anamorgana dijo...

Que regalo nos haces con esas palabras. Ojala todos los niños pudieran ser niños y disfrutar como tales.besos
anamorgana

Compartimos? dijo...

Puñetero Galeano, como me hiere y me enamora.
Me hiere el alma me enamora con su forma de decir.
No os hagais ilusiones los niños van a donde les conducimos los mayores con nuestros habitos, costumbres y apariencias.
Con suerte se dan cuenta de la tontería y nos mejoran, son niños pero no tontos.
M. José no te preocupe el futuro el mundo desde que es mundo continua girando
Un beso cielo

M. Jose dijo...

No hay paradoja de nuestra humanidad caída más doloroso que el de estos niños, que nos muestran todo nuestro fracaso, todo nuestro pecado. Abandonados y solos, ellos nos hacen ver que hemos perdido la capacidad de amar.
Un beso muy grande a todos. Una que está dispuesta a amar y compartir.

neurotransmisores dijo...

El mundo somos todos.
Saludos.

Galmaran dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Alas al viento dijo...

Duras pero sabias palabras. Qué importante es por lo tanto saber dónde estamos y salir de ahí.

Al final todo son cadenas y debemos soltarlas.

Besos

Pedro dijo...

Yo diría más, mucha suerte y mucha magia tienen los adultos que consiguen seguir siendo niños. A todos nos iría un poco mejor de poder seguir siendo un poco más niños, más inocentes, más ingenuos, más curiosos, más intrépidos, más valientes,... y menos egoístas.
Un fuerte abrazo.

Pasión dijo...

Y me pregunto Runas:
¿Cómo construir ese mundo que queremos ver?...
Un saludo cordial!!
Pasión

Anónimo dijo...

envidiado peterpan muchas veces por su huida del mundo adulto y su permanencia en el de niños libres...todo niñ@ nace con virtudes buenas (amor,bondad,...)que clase de personas somos que les quitamos eso para convertirlos en armas de destruccion masiva.espero como futuro maestro poder hacer algo, un besito madre de tu hijo, peter.

celebrador dijo...

Ni el rico perderá a su niño al cre cer en su abundancia, ni lo perderá el piobre al crecer en medio de su pobreza, ni el de enmedio lo verá desaparecer diluido en teles y sismilares

Otra cosa es que, a lo peor, ninguno lo recuerde

Y, a lo mejor, alguno lo reencuentre