domingo, 20 de mayo de 2007


Un explorador iba viajando a traves de un pais del Medio Oriente, y llegó a una casa donde en el salon habia una hermosa jaula con un loro dentro. El loro se pasaba todo el dia gritando "Libertad, libertad"".
El explorador sintió tanta pena que antes de irse a la cama se acercó a la jaula y la abrió. Así se sintió satisfecho y pudo dormir tranquilo.
Al dia siguiente se despertó y escuchó denuevo los gritos del loro diciendo"Libertad,libertad". Fue hacia la jaula y vió que la puerta seguia abierta, pero el loro no habia salido, seguia allí sujetando los barrotes y gritando !libertad, libertad!

(Anonimo)

Hay quien no conoce el verdadero sentido de la palabra libertad, y la gritan y la piden, pero una vez que la tienen , no saben que hacer con ella.

3 comentarios:

HOMERO dijo...

Pero aprenden; creeme...Un beso. H.

Sueños dijo...

Lo mismo me pasa a mi eso... que se me llena la boca con la palabra libertad y cuando realmente la tengo no sé qué hacer con ella y soy yo la que me vuelvo a "encadenar".
En fin... yo seguiré gritando esa bonita palabra e intentando vivirla cada día. Besos libres

airen dijo...

siempre hay alguien que te enseña el significado de la libertad, así ke no hay motivos para ke haya opresores ni oprimidos.